Proyecto arqueológico: Al rescate de los restos materiales de la Independencia del Paraguay

Artículo en ABC

El artículo titulado «Al rescate de los restos materiales de la Independencia del Paraguay» ha sido publicado en el periódico digital paraguayo «abc digital» el día 16 de noviembre de 2009. Para su lectura, transcribimos su contenido y ponemos el enlace desde su sitio original de publicación.

El mencionado medio periodístico divulga el proyecto arqueológico de recuperación de los restos de los edificios vinculados a la emancipación nacional y ubicados en el área bajo la actual Plaza de la Independencia -que se encuentra en estado de gestación-. Menciona también la participación de arqueólogos y antropólogos pertenecientes al Centro de Arqueología Urbana (Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Universidad de Buenos Aires).


PROYECTO ARQUEOLOGICO

Al rescate de los restos materiales de la Independencia del Paraguay.

Asunción del Paraguay

Cuartel de Infantería. Sus restos se encuentran debajo de la actual Plaza de la Independencia. Es parte del proyecto arqueológico.

Un proyecto arqueológico de recuperación de los restos de los edificios de la emancipación nacional, ubicados en el área bajo la actual Plaza de la Independencia, está en etapa de gestación. Se suma a la corriente que recorre América Latina, de cara al bicentenario de las independencias.

El proyecto tiene como título “Arqueología de los sitios en los que se desarrollaron los fastos independentistas del 14 y 15 de mayo de 1811”. Estos se encuentran ubicados dentro de la Plaza de la Independencia, en el perímetro comprendido por las calles Independencia Nacional, De la República, Del Paraguayo Independiente y 14 de Mayo.

Los sitios que se busca encontrar son la Casa de los Gobernadores, el Cuartel de la Ribera, el Cuartel de Infantería y el Parque de Artillería. La investigación abarcaría los aledaños dentro de la Plaza, extendiéndose eventualmente hasta el antiguo campo de Deportes del Colegio Militar y Plaza de los Comuneros (antigua Iglesia de la Encarnación).

El proyecto será presentado a la Comisión Nacional del Bicentenario. El plan es realizar en una primera etapa un sondeo, con el objeto de verificar lo que existe y en qué estado se encuentra y luego determinar qué segmentos de los hallazgos quedarán expuestos.

El Arq. Jorge Rubiani, el arqueólogo argentino Daniel Schávelzon y la antropóloga Ana Igareta encabezan el proyecto. “Lo que buscamos es hacer una excavación arqueológica con todas las técnicas y métodos que tiene hoy la ciencia, que son bastantes, para encontrar los restos materiales y los edificios fundamentales de la Independencia, para poder celebrar el Bicentenario, quizá hasta encima de los pisos donde se declaró la misma Independencia. Esto tiene un significado histórico importante, y los objetos, por supuesto, irán a un museo, donde corresponde y serán protegidos. Todavía no podemos calcular el tiempo que nos tomaría hacerlo con exactitud. Pero tiene que estar terminado para el Bicentenario”, explica Schávelzon.

Rubiani sostiene que la celebración del Bicentenario es la oportunidad propicia para llevar a cabo este proyecto, gracias todas las iniciativas desatadas para recordar la fecha dignamente. “Hay que aprovechar el interés, para sostener el recuerdo. Si no, vamos a dedicarnos a hacer festividades y cuando pase la resaca las vamos a olvidar. Esta es la oportunidad de sostener el recuerdo con datos concretos de la historia y sobre todo con el descubrimiento de espacios que mucha gente no tiene ni noticias de que existen”, indicó.

El arqueólogo Schávelzon explicó que la experiencia demuestra que cuando se demuele un edificio se derrumban las paredes, caen los escombros y tapan el piso. Los escombros no se retiran; se alisan y con eso se levanta el nivel del suelo. Eso permite calcular que los pisos y bases de los muros están debajo del nivel del piso y eso explica los grandes cambios de nivel que ha tenido la plaza. “Sería importante rescatarlo, porque una cosa es hablar de la Independencia y otra cosa es tener los relictos o elementos materiales que la hicieron. Eso le da visibilidad, eso transforma a estos héroes en seres humanos. Uno encuentra fragmentos de vajilla, las botellas de las cuales tomaron los próceres, los tinteros. Esto da vida a una historia que de otra manera es como una historia de ficción muy acartonada, muy dura. Esto le da vida a acontecimientos de gente a quienes no les fue fácil lograr la Independencia e implicó que se jugaran la vida”, añadió.

Corriente latinoamericana

El mismo indicó que en toda América Latina se han iniciado trabajos de recuperación de los edificios fundamentales de la Independencia. “No es lo mismo hablar de Irala que encontrar los objetos de donde fundaron la ciudad. De otra manera es como una entelequia, algo que nos cuentan en el colegio y… a quién le importa Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Otra cosa es decir ‘estos son los restos de la comida que se comió en el siglo XVI en este sitio’”, expresó. Añadió que en todo el continente hay una decisión, avalada por la UNESCO, para recuperar los sitios fundacionales como los de la Independencia. “Se considera un error histórico el haberlos destruido, pero podemos revertirlo, aunque más no sea recuperando esas ruinas para decirle a las nuevas generaciones lo que no tienen que hacer. Sobran lugares para construir. No es necesario destruir los símbolos de la nacionalidad. A Paraguay le costó mucho su independencia y por eso es importante darle visibilidad material”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.