Novedades

Ultimas producciones bibliográficas

Escondido entre peñascos de piedra de un centenar de metros y una selva impenetrable, durante años descansó un sitio que ahora causa sensación en el mundo: un refugio atribuido al nazismo en la Argentina, posible escondite de alguno de sus jerarcas. Este espacio -que jamás tuvo dueño ni escrituras, que no figuraba en los catastros- es en la actualidad parte del hermoso Parque Provincial Teyú Cuaré, destinado a proteger la fauna y la flora, pero durante mucho tiempo fue considerado, sin sustento real, el lugar de escondite de Martin Bormann, secretario de Hitler. La inaccesibilidad del sitio impidió su estudio y, de hecho, no se sabía en la región que Bormann había muerto en 1945.

Entre sus construcciones de piedra, el hallazgo de objetos relacionados con el nazismo (monedas, fotos, papeles, billetes en cajas metálicas y hasta un cinturón de tiempos de Franco), causa estupor. El estudio de esos objetos, que se encontraron de a miles, pero también de la arquitectura, los caminos, los pozos y los alrededores de Teyú Cuaré han ayudado a realizar una investigación poco habitual sobre nuestro pasado reciente: el período que se extiendió entre 1945 y 1955.

Este libro presenta con sobriedad y detalle todos esos hallazgos. Trabajo académico de gran rigurosidad, convocó a un puñado de expertos internacionales que llevó adelante un trabajo de magnitud inusitada. La investigación fue exhaustiva e incluyó estudios físico-químicos, el estudio de cada rincón de la región, consultas a docenas de expertos y entrevistas a ancianos y habitantes del lugar en un intento por comprender la complejidad de este lugar enquistado en lo profundo de la selva, entre farallones de roca, justo sobre el Paraná, en la frontera con Paraguay.

Arqueología de un refugio nazi en la Argentina. Teyú Cuaré es el primer trabajo que presenta los resultados del descubrimiento y estudio de este sitio arqueológico, considerado por la prensa internacional el gran hallazgo de los últimos años en América Latina.

“Teyú Cuaré: Arqueología de un refugio nazi en la Argentina”, de Daniel Schávelzon y Ana Igareta, editado por Paidos, ISBN 978-950-12-9526-9, en la ciudad de Buenos Aires, mayo de 2017.

— ♦ —

Entre los años 1938 y 1947, la Argentina se vio invadida de grandes obras de arte internacional sin origen aparente, con sus posteriores consecuencias. Miles de ellas llegaban desde Rusia y toda Europa, mientras que allí estaban inmersos en plena Segunda Guerra Mundial. Cuadros, muebles, tapices, vajilla, platería, obras de Picasso, del Impresionismo, arte ruso propiedad de los zares, obras que jamás hubieran llegado normalmente o sólo de a una o dos. Incluso las que traían -y en ciertos casos aun las conservan- etiquetas de otros museos o iglesias saqueados. Obras que luego eran exhibidas en nuestros grandes museos nacionales sin documentación alguna sobre su procedencia, aunque fuesen de muchos siglos atrás. Allí comenzaban una nueva historia blanca, lavada diríamos hoy, en que las mismas personas exhibían una y otra vez en los mismos museos y pagando sus propios catálogos y libros, creando genealogías para poder vender al exterior, donde sí se exigía que las obras de arte tuvieran un origen demostrable.

Confluyeron aquí comerciantes europeos sin historia, contrabandistas, grandes coleccionistas huyendo de la Justicia, objetos litúrgicos, muebles de palacios saqueados, exhibición de obras de personas que habían muerto en los campos de exterminio nazis, miembros de nuestras clases más altas que compraban y vendían sin papeles obras de valor universal, una Aduana que era permeable a todo y que permitía entrar y salir el contenido de barcos enteros. Una historia increíble que sospechada por el Ejército Aliado, el cual creó un proyecto para leer cartas y documentos de cientos de personas y que es la base de esta investigación, unos ocho millones de páginas ahora desclasificadas. Y los documentos del FBI y la CIA, listas hechas por investigadores europeos, todo le sirvió al autor para armar un rompecabezas en el que trabajó más de diez años, una tarea sin verdadera solución porque de eso se trata el contrabando y lo ilícito: un mundo negro en que es casi imposible penetrar después de más de setenta años de ocultarlo u olvidarlo.

Es un mundo de sospechas, objetos sin papeles, millones de pesos que quedaron en el aire, que incluye una entrevista y las memorias de un curioso falsificador dedicado en 1945 a cambiar el origen de las obras robadas que llegaban al puerto. Un mundo apasionante de nuestra historia más profunda que apenas comienza a ser develada, el cual generará escándalos, ofensas y discusiones. Un período del pasado que, gracias a Internet, está mostrando haber sido muy diferente de lo supuesto.

“El Silencio es Oro: tráfico de arte durante el nazismo en la Argentina” de Daniel Schávelzon, editado por Olmo Ediciones, ISBN 978-987-1555-79-6, en la ciudad de Buenos Aires, año 2017.

— ♦ —

Casa_VirreyLiniers

En la ciudad de Buenos Aires muchos creerán que no ha quedado nada bajo el piso, por la construcción indiscriminada de torres, o por las modificaciones constructivas en general que colman gran parte de la ciudad. Algunos pensarán en los famosos túneles, que efectivamente existen, pero no constituyen ni siquiera la mayor parte del potencial del subsuelo porteño. Con textos de: Daniel Schávelzon, Eva Bernat, Flavia Zorzi, Francisco Girelli, Horacio Padula, Mariana Bóveda, Mario Silveira, Odlanyer Hernández de Lara, Patricia Frazzi, Ricardo Orsini.

“La Casa del Virrey Liniers. Hallazgos arqueológicos”, editado por Daniel Schávelzon y Odlanyer Hernández de Lara, publicado por Aspha Ediciones, ISBN 978-987-45321-0-7, en la ciudad de Buenos Aires, año 2014.

— ♦ —

Ushuaia es una ciudad excepcional en toda América y por haber sido un lugar pequeño en el extremo austral, helado y aislado, tuvo una arquitectura de enorme fragilidad hecha en chapa y madera. En los últimos años ha vivido un proceso intenso de destrucción que nada parece detener.

Este libro es resultado de una pequeña excavación arqueológica hecha en pleno centro en donde hubo dos casas que se consideraron descartables para no hacer nada encima. Y muestra la historia que se ha logrado recuperar. Son diferentes estudios hechos con la mirada de cada autor sobre un trabajo arqueológico que no quiso ser puramente arqueológico, quiso superar los límites estrictos de la inferencia para penetrar en el campo de las hipótesis, de las ideas, de las reflexiones.

Se han agregado anexos con datos dispersos encontrados en la investigación que resultan de interés: cartas inéditas de Simón Radowitzky el gran prisionero de Ushuaia, la exhibición de habitantes originarios en París en el siglo XIX con información inédita y una polémica en los periódicos locales que sostuvieron los autores sobre el patrimonio local.

Incluye cuatro cartas inéditas del anarquista Simón Radowitzky, quien asesinara al comisario Ramón L. Falcón, y un artículo desconocido sobre la exhibición de fueguinos en París.

“Usuhuaia: Arqueología, historia y patrimonio”, con la co-autoria Daniel Schávelzon, Patricia Frazzi y Ricardo Orsini, publicado por Aspha Ediciones, ISBN 978-987-45321-1-4, en la ciudad de Buenos Aires, año 2014.

— ♦ —

El Pórtico Bizantino del Jardín Zoológico de Buenos Aires

Hace largos años que defendemos una concepción de patrimonio no limitada al objeto material, sino concebido como una construcción histórica y simbólica, abierta a los sentidos que le otorga la comunidad porque creemos que desde esta perspectiva cobra vida y nos habla de nosotros como sociedad.

Esto se torna más significativo desde que vivimos en un mundo global saturado de iconografía e información uniforme, pero al mismo tiempo se fragmenta en identidades múltiples (en lo cultural, social o generacional). De hecho, en un espacio local como la Ciudad de Buenos Aires, en la actualidad son pocos los hitos compartidos por habitantes de distintas edades y condición social.

Uno de ellos es justamente el Jardín Zoológico, asociado al asombro, la infancia, la diversión, la familia, anidado en los afectos y convertido en referente de identidad porteña.

De ahí la importancia de esta publicación cuyos trabajos no solo hacen historia y brindan información, sino que también instalan interrogantes sobre los modos de construcción de nuestra cultura material y nuestros imaginarios.

La investigación a cargo de Daniel Schávelzon es un análisis minucioso y agudo de los componentes de la construcción conocida como Pórtico Bizantino, sus derroteros entre la autenticidad, la copia y la falsificación, entre los datos ciertos y las conjeturas sobre su origen, su finalidad o valor, que lo conduce a una reflexión: su mayor autenticidad reside en ser parte de nuestra historia.

Patricia V. Corsani aporta en el mismo sentido a través de la revisión de las estrategias de ornamentación urbana seguidas desde las instituciones públicas, en la búsqueda y selección de esculturas a cargo de personalidades como Ernesto de la Cárcova y Eduardo Schiaffino. Indaga sus viajes, los apoyos, los montos gastados, y los criterios adoptados, quizás difíciles de comprender a un siglo de distancia.

Marina Vasta cierra con una historia del Jardín Zoológico que ubica en perspectiva todo el proceso. Rastrea la voluntad de visibilizar y producir experiencia corporal, entrecruzando lo científico y lo artístico, lo recreativo y lo didáctico, lo natural y lo construido.

En conjunto, ofrecen un fresco sobre un lugar arraigado en la experiencia individual y la memoria afectiva: el Jardín Zoológico va enlazando sus significados históricos, se vuelve identidad cultural, y por tanto, patrimonio.

Del prólogo de Liliana Barela
Directora General de Patrimonio e Instituto Histórico.

“El Pórtico Bizantino del Jardín Zoológico de Buenos Aires. Una reflexión sobre nosotros mismos”, de Daniel Schávelzon, Patria Corsani y Marina Vasta, ha sido publicado por Dirección General de Patrimonio e Instituto Histórico, ISBN 978-987-1642-21-2, en la ciudad de Buenos Aires, diciembre de 2013.

— ♦ —

Héctor Greslebin

Durante la década de 1920 y debido al impacto de la Primera Guerra Mundial, se generó en el país una corriente intelectual que comenzó a repensar los temas culturales sin seguir las tradiciones europeas. La intención era buscar desde el país, o desde una visión americanista más amplia, una forma de generar cultura que fuera puramente americana. Héctor Greslebin fue un notable personaje que desde 1919 y siendo ya arquitecto comenzó a publicar, investigar, dar clases, conferencias, logrando en diez años un lugar de reconocimiento latinoamericana con más de cien investigaciones. Pero la situación enrarecida que vivió el país entre 1929 y 1930 que culminó con el golpe militar de Uriburu lo dejó fuera del ámbito académico, lo marginaron y tuvo que exiliarse con otros intelectuales. Su regreso no lo sacó de los márgenes, sus ideas se enrarecieron y se le aplicaron leyes como saqueador y traficante de arqueología en lugar de reconocer su aporte a la ciencia excavando La Tambería del Inca en La Rioja. Y mientras en América su reconocimiento continuaba creciendo en el país pasó a ser un hombre sin trabajo universitario hasta su jubilación, en que comenzó a reescribir textos de su juventud sin que faltaran fuertes rasgos de excentricidad.

Quedan de su obra monumental dibujos, planos, casas construidas, libros, artículos, conferencias, cientos de estudios inéditos, fotografías y documentos preservados en su mayor parte.

El libro reconstruye su accidentada biografía e interpreta las causas que llevaron, como a tantos otros intelectuales, a que un joven brillante fuera destruido por el sistema simplemente por tener diferencias políticas con los grandes personajes de su tiempo.

“La Tambería del Inca. Héctor Greslebin, una búsqueda americana” de Daniel Schávelzon, ha sido publicada por ASPHA Ediciones, ISBN 978-987-28832-7-0, en la ciudad de Buenos Aires, año 2013.

— ♦ —

El Caserón de Rosas

La Escuela Naval Militar nació y se organizó durante sus primeros años en un célebre edificio histórico: el antiguo Caserón de Rosas en Palermo. Fue poco el tiempo que estos marinos estuvieron allí y al retirarse el edificio fue demolido tras medio siglo de vida, aunque sus parques, transformados, dieron lugar al maravilloso Palermo que aún tenemos.

Este libro reproduce un álbum de fotografías inédito tomado apenas un año antes de la demolición, cuando la Escuela Naval creía que seguiría por mucho tiempo más allí y hasta presenta un nuevo proyecto de ampliación, que nos era desconocido. El desfile de fotos nos muestra a los cadetes en sus diferentes clases, la manera en que eran entrenados, los oficiales y todo el personal de esos años; el equipamiento utilizado; los detalles de la arquitectura y lo usado en todos y cada uno de los rincones del edificio, con obsesión del detalle, por suerte para el futuro.

Gracias al trabajo de historia de la fotografia encarado por César Gotta y Abel Alexander es posible ahora conocer esta colección única, que fotografió cada detalle de los exteriores e interiores de la Escuela, permitiéndonos a su vez entender cómo era en gran medida este Caserón. Una sucinta historia de ese edificio, el parque y los usos de ambos en el tiempo es narrada por Daniel Schávelzon, con imágenes de cada uno de los diferentes momentos de la historia.

El siglo XXI ha visto la recuperación de la memoria fotográfica, minimizada por mucho tiempo, y de esta manera se ha logrado reencontrar álbumes y colecciones fotográficas de excepción, como esta, que nos permite darle una mirada más, íntima y detallada a nuestra historia.

“El Caserón de Rosas. Fotografías de la Escuela Naval Militar” de César Gotta, Abel Alexander y Daniel Schávelzon ha sido publicado por Olmo Ediciones, ISBN 978-987-1555-45-1, en la ciudad de Buenos Aires, año 2013.

— ♦ —

 La historia de un mural. Siqueiros en la Argentina

Se ha considerado que la obra del artista mexicano David A. Siqueiros hecha en Buenos Aires, el conocido mural “envolvente” llamado Ejercicio Plástico es la obra de arte moderno más importante del continente. Fue realizada en las afueras de Buenos Aires en 1933 con la colaboración de Berni, Spilimbergo, Castagnino y Lázaro, quienes pintaron paredes, piso y techo de un sótano. Si bien la obra hoy ha sido puesta en todo su valor, estuvo por medio siglo abandonada sin que a nadie le importara.

En 1989 fue rescatada mediante trabajos de ingeniería y restauración únicos en el país. Fue guardado en contenedores especiales para su traslado y exhibición y a partir de allí una maraña legal, de juicios, acusaciones, acciones estatales de absoluta ineficacia y enormes peleas, llevaron a que la Justicia encerrase el mural nuevamente por otros diecisiete años. Durante ese tiempo una operación de prensa intencionada acusaba a sus dueños, aseveraba que el mural se iba del país o que se destruía, maniobra hecha con la intención de apropiarse de la obra que siempre estuvo en manos del juez. Una vez extraído los que nada tuvieron que ver con ella se arrogaron derecho a opinar, o a exigir resarcimientos económicos sobre lo que a veces ni siquiera conocían.

En 2003 el autor, junto al que fuese propietario de la obra, publicaron la historia de Siqueiros en la Argentina, de su esposa Blanca Luz Brum quien fuera la inspiradora de la mayor parte las imágenes pintadas, en un libro que hoy es buscado por los coleccionistas. Por primera vez salían a la luz los documentos originales de ella y él, sus amores, peleas y desencuentros aquí y en tantos países, las fotografías y lo mucho que había sobre el tema y que jamás se había dado a conocer. Ese libro llevó a que el Poder Ejecutivo Nacional iniciara la expropiación de la obra y que el gobierno de México hiciese la restauración a su costo junto a profesionales argentinos. Una Comisión Nacional logró de esa forma comenzar a resolver la maraña jurídica, a recuperar el mural, la restauración y su exhibición en el actual Museo del Bicentenario. Pero la historia no terminó ahí, un nuevo libro de 2010 intentó contar las peripecias vividas entre el 2003 y su trámite de expropiación -que al 2013 no concluyeron-, libro que tuvo claros impedimentos para que circulara dado que pese a ser monumental en su calidad, fue editado por la Fundación YPF que cambió de manos; hoy ese volumen es más inhallable que el primero. La historia del mural y sus tragedias se reproduce en la publicación de su historia.

Este libro reúne información de todos los anteriores e incluye numerosa información de época, como el cuadro del que Siqueiros tomó la figura central del mural. Lo que eran hipótesis ahora están demostradas avanzando así en el conocimiento de una obra maestra del arte universal que llegó al cine y la televisión.

Así se narra, finalmente, el drama tremendo de sus autores, de Blanca Luz, de Botana y su esposa que fueron los propietarios, de Mendizábal quien lo rescató, del propio mural olvidado y de su peleada recuperación y exhibición, de muchos personajes que quedaron conectados con la obra a lo largo de los años. Sin duda una de las grandes obras de historia del arte de América Latina.

“La historia de un mural. Siqueiros en la Argentina” de Daniel Schavelzon ha sido publicado por la editorial Corregidor, ISBN 978-950-05-2065-2, en la ciudad de Buenos Aires, año 2013.

— ♦ —

V Congreso de Arqueología Histórica

El V Congreso Nacional de Arqueología Histórica, evento realizado en la ciudad de Buenos Aires entre los días 25 y 28 de abril de 2012, reunió a destacadas personalidades nacionales e internacionales en el campo de la arqueología quienes expusieron las novedades ligadas a diferentes especialidades de la temática. Se desarrollaron más de sesenta ponencias y exposiciones, reunidas en quince simposios temáticos, donde se han analizado diversos campos como aquellos referidos a la arqueología del paisaje, la minería, los materiales, el vidrio, la cerámica y los metales. También se presentaron diversas investigaciones acerca de la arqueología de la alimentación y el consumo, asi como a la arqueología de diveros ámbitos como el rural, la arquitectura, las ciudades, la industria. Simposios referidos a la cultura afro y a diversas temáticas interdisciplinarias muestran el estado de situación en estos campos científicos. El compendio de las investigaciones volcadas en dicho evento han sido publicadas han sido publicadas en estos dos tomos que muestran el estado del conocimiento del mundo de la arqueológico tanto en Argentina como en el continente americano.

“Actas del V Congreso Nacional de Arqueología Histórica”, editado por Daniel Schávelzon y Eduardo Rodriguez Leirado, ha sido publicado por Editorial Académica Española, ISBN 978-3-659-07879-8 (tomo 1) e ISBN 978-3-659-07986-3 (tomo 2), Saarbrucken, Alemania, año 2013.

— ♦ —

 Lítica Histórica

No hay nada más simple, habitual y menos interesante que una piedra; pero para la arqueología urbana tienen especial significación: su procedencia, forma de extracción, la manera en que fue tallada y luego utilizada son datos cruciales a la hora de interpretar la vida cotidiana de una ciudad. Yen especial en un centro urbano de grandes dimensiones pero en donde no existía la piedra en forma natural, en que siempre fueron traídas desde algún lugar, con un propósito definido y generalmente a altos costos.

Este libro revisa los tipos de rocas y sus funciones en la ciudad desde la fundación en 1580 hasta la actualidad, para mesadas, escaleras, pizarras escolares, monumentos, empedrados o las que usaba la población afroporteña en sus adivinanzas. Es penetrar en un universo fascinante que implica muchos años de recorrer e investigar Buenos Aires, con un detalle casi inaudito, para rastrear cada piedra o fragmento de ella. Un trabajo de arqueología de aquellas cosas a las que le damos poca importancia y que aquí se transforman en una guía para penetrar en la historia de una ciudad completa.

“Lítica histórica. La piedra en Buenos Aires en los siglos XVI al XX, usos y tecnologías” de Daniel Schávelzon ha sido publicado por Aspha Ediciones, ISBN 978-987-28832-2-5, en la ciudad de Buenos Aires, año 2013.

— ♦ —

Casa del Naranjo

La arqueología en la ciudad de Buenos Aires se hace casi necesariamente en espacios construidos o en demolición, o en los pocos lugares verdes que hay, los que a su vez estuvieron construidos en algún momento. Es una arqueología en la arquitectura, de la arquitectura y que habla de arquitectura. Y que establece un diálogo a veces incómodo con el desarrollo urbano, el recambio inmobiliario, con la conservación patrimonial y con la especulación desenfrenada tanto por el espacio público como el privado.

Este libro revisa un caso, quizás el más sonado de la arqueología urbana en el país, una pequeña casita en la avenida San Juan 338 que el barrio llamaba La Casa del Naranjo aunque hacía medio siglo que ese árbol había desaparecido. Fue quizás casualidad, pero estaba íntegra -según el concepto patrimonial de integralidad-, lo que la hacía única en Buenos Aires, pero la necesidad de ampliar el vecino Museo de Arte Moderno exigía su demolición. Fueron cinco años de discusiones, seguidos por otros cinco de estudios, con enfrentamientos, cambios de ideas y de políticas entre profesionales y funcionarios. Así resultó ser la casa más estudiada de la ciudad, única en la que arqueólogos diferentes y sus equipos excavaron para contrastar sus resultados y confirmar el valor de la casa y antigüedad, e incluso se implementaron técnicas nuevas como los estudios de arqueología de la arquitectura que aquí presentamos. Y el trabajo se hizo en interdisciplinar con profesional de las más variadas técnicas posibles.

El valor de este trabajo radica no sólo en el estudio hecho, si no en la posibilidad -ya diríamos de la necesidad- que en los organismos de Estado haya pensamiento diferencial. Que el impulsar una política, cualquiera sea -pasaron cinco Jefes de Gobierno en la historia de esta excavación y sus estudios-, no implica que no existan diferentes maneras del ver el pasado, el presente y el futuro. Y que lo importante es aceptar el disenso, discutir y acordar finalmente soluciones consensuadas. El desafío no está en ganar el enfrentamiento, si no en la búsqueda de soluciones.

Esta pequeña construcción, cuyo propietario inicial murió en las Invasiones Inglesas por defender su ciudad, seguramente no imaginó que su propiedad llegaría al siglo XXI como eje de una enorme polémica; la que después del uso político de la discusión nos sirvió a todos para entender mejor cómo debemos trabajar por el patrimonio en un gobierno urbano, cómo debemos enfrentarlo y qué soluciones tomar en cada ocasión.

“La Casa del Naranjo. Arqueología de la Arquitectura en el contexto municipal de Buenos Aires” de Daniel Schávelzon ha sido publicado por Aspha Ediciones, ISBN 978-987-28832-0-1, en la ciudad de Buenos Aires, año 2012.

— ♦ —

 

Muchos especialistas consideran que la obra de arte más importante del continente es el mural que pintó David A. Siqueiros en 1933, en la Argentina, con la ayuda de grandes artistas rioplatenses: Spilimbergo, Berni, Castagnino y Lázaro. Pero, pese a la belleza y unicidad de la obra, al ser ejecutada en el sótano -incluido piso y techo- de una propiedad que quedó abandonada durante medio siglo, sufrió numerosos daños que, afortunadamente, no fueron irreversibles.

En 1989 fue rescatado mediante un trabajo de ingeniería del mayor nivel. Fue guardado en contenedores para llevarlo a restaurar, pero acciones judiciales y conflictos de todo tipo dejaron al mural encerrado por orden de la Justicia durante los siguientes diecisiete años. Durante ese tiempo se tejieron la más diversas fábulas: desde que se lo llevaban del país a que estaba deteriorando de manera definitiva, mas la realidad era que distintos sectores peleaban por su posición.

En 2003 el autor junto con el propietario del mural publicaron un ya célebre e inhallable libro con la historia de Siqueiros y de su amada Blanca Luz Brum, a quien retrató en el mural. Por primera vez se publicaron allí los documentos originales, los diarios de Blanca Luz, muchas fotos de época y lo realizado hasta entonces para el rescate, pero por cuestiones legales no se hablaba de la situación judicial. Esa publicación impulsó al Poder Ejecutivo a formar, previo acuerdo con sus propietarios, una comisión nacional para el rescate y la restauración del mural, que se logró en poco tiempo. Luego, gracias a la ayuda del gobierno de México, se procedió a la restauración de la obra que será exhibida para el Bicentenario de ambos países en un nuevo museo dedicado a él. Una ley nacional lo ha declarado patrimonio de todos los argentinos.

Este libro, que retoma y actualiza el publicado en 2003, recoge el análisis de numerosos especialistas y los testimonios de importantes testigos pero es, sobre todo, la historia de la maraña tejida alrededor del mural de Siqueiros y del esfuerzo de quienes desinteresadamente lograron deshacerla para recuperarlo y lograr su exhibición. Gracias a la investigación que se ofrece en estas páginas, podemos entender la historia de la obra, la narración que cuenta y el drama que atraviesan sus personajes.

“El Mural de Siqueiros en Argentina. La Historia de Ejercicio Plástico” de Daniel Schávelzon ha sido publicado por la Fundación YPF, ISBN 978-987-05-8268-7, en la ciudad de Buenos Aires, año 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *